En Madrid, como en otras grandes ciudades, aparecen a cada momento negocios nuevos; comercios, bares, etc.
Algunos persisten y otros acaban por cerrar pero quedan sus fachadas, los rótulos, las puertas.
Vestigios de la época en la que existieron, permanecen en las calles como fósiles de un tiempo del que fueron testigos.
Testimonios silentes de los cambios que toda ciudad sufre, cada vez a mayor velocidad.
Esta serie tiene un fin documental, la voluntad de preservarlos en forma de fotografía antes de que desaparezcan para siempre y se conviertan en dinosaurios urbanos.